Así empieza 2020

Para ellas los Reyes Magos no llegaron en forma de regalos, sino de muerte. Mónica de 28 años y su hija de 3, fueron presuntamente asesinadas por la pareja de ella.

Así amanecía Esplugues de Llobregat, Barcelona, el 6 de enero de 2020, con otro triste y doloroso feminicidio, mejor dicho, dos. Aunque para las listas oficiales de LIVG del Gobierno de España, sólo se contabilizará uno, el asesinato de la madre.

Según la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG), las feministas preferimos llamarlo Ley Integral de Violencia hacia la Mujer, sólo se contabilizan las mujeres asesinadas por hombres que eran o habían sido su pareja sentimental. Las hijas, hermanas, cuñadas, suegras, madres, desconocidas (como por ejemplo mujeres prostituidas) asesinadas por hombres, no se merecen ser consideradas víctimas de esta ley, por lo que sus asesinos no fueron ni serán juzgados con la agravante de la LIVG, es como si no merecieran importancia por parte de las leyes ni del Gobierno. Así pues, el año 2019 según las cifras oficiales murieron asesinadas a manos de hombres 55 mujeres, cuando en realidad fueron 99. Ejemplo de ello es el caso del hombre que asesinó a su exmujer, a la hermana y a la madre de esta, del que solo será oficialmente feminicida de su exmujer, y legalmente no se le juzgará con la agravante de la LIVG por los asesinatos de su excuñada y de su exsuegra.

Al día siguiente del brutal y triste doble asesinato de Mónica y su hijita, se celebra el segundo debate de investidura en el Congreso de los Diputados y se da el sí con mayoría simple al PSOE para la Presidencia del Gobierno, con Pedro Sánchez Castejón como Presidente y a Unidas Podemos con Pablo Iglesias Turrión en cabeza. PSOE promete, tanto en campaña como en el debate de investidura que luchará por abolir la prostitución y erradicar la violencia de género (violencia machista), pero el mismo día publican un tuit desde la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género que reza “el número total de mujeres asesinadas por violencia de género desde 2003 asciende a 1.034”, olvidando de esta manera a casi un centenar de mujeres asesinadas.

Preocupa el hecho de saber que PSOE ceda a Unidas Podemos las políticas feministas de nuestro país durante los próximos cuatro años, ya que muchas mujeres votaron a PSOE por el feminismo que prometía, y han caído en la decepción, porque por mucho que Podemos se haga llamar feminista no se posiciona por la abolición de la prostitución y está promoviendo una ley de autoidentificación de género vulnerando derechos de menores y mujeres e invisibilizando, una vez más, a la mujer.

Por la violencia machista y por la antifeminista teoría queer que predica y promueve Podemos, es precisamente por lo que las feministas luchan por el abolicionismo del género, porque como dijo ya hace más de dos décadas la gran feminista Lidia Falcón “ya no somos mujeres, somos género. Pero las bofetadas se las dan los hombres a las mujeres, no al género”.

Y ya que hablamos de Lidia Falcón, es indignante y sorprendente que no le den a ella la cartera del Ministerio de Igualdad, no sería ningún disparate ya que el partido que preside, el Partido Feminista de España está en coalición con IU, es decir, con Unidas Podemos. Que fuera ella la Ministra de Igualdad sería un acierto total para las políticas feministas de este Gobierno de izquierdas, no solo por ser experta en Feminismo, sino por su currículum de infarto, porque sabe más de Política que muchos de los que pasarán a ser ministros y ministras en los próximos días incluido Alberto Garzón, dirigente del IU. Por sus experiencias vividas y por su gran formación, como ella ninguna lo iba a hacer tan bien. Es una pérdida de oportunidades para las mujeres, niñas y niños de este país que Lidia Falcón no tenga un ministerio. Además, iba a aportar republicanismo, el NO a la infame OTAN, el NO a la Iglesia, la abolición de la prostitución y del género opresor, no permitiría la legalización de los vientres de alquiler y reduciría el acceso a la pornografía, institución nefasta que enseña a violar.

Así pues, un año más las feministas vamos a tener que trabajar duro, vigilando y exigiendo, ya que no hemos podido entrar en el Gobierno. Pero no nos da miedo el trabajo, somos mujeres que llevan toda una vida escalando muros y esquivando obstáculos.

Que se preparen, porque ya nos hemos remangado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s