Historia de un alzamiento

Es domingo y son las cuatro y media de la tarde. Cada uno de los músculos que se flexionan y estiran para empezar a esbozar ese gesto del lenguaje no verbal panhumano que es la sonrisa comienzan su ritual en mi cara: se acerca la hora feliz. Cada domingo, las mujeres que formamos Vanguardia Feminista tenemos nuestra reunión semanal, en la que dialogamos, decidimos, actuamos… Continúa leyendo Historia de un alzamiento